Cómo empezar tu carrera en UX Design

Últimamente, varias personas han contactado conmigo para preguntarme sobre cómo decidí cambiar de carrera y formarme en UX design, por dónde empecé, cómo he ido evolucionando, … Así que me he decidido a escribir sobre ello por si más personas buscan este tipo de información. Escribir este post no sustituye las conversaciones con esas u otras personas, pero pueden servir de punto de inicio y para llevar esas charlas más allá.

Mis inicios (o lo que yo era antes) y primeros contactos con el UX design

Antes de entrar en el campo de la experiencia de usuario, trabajé durante 13 años como video periodista en los servicios informativos de diversos canales de televisión. En mi última etapa como periodista, trabajé en Estados Unidos y ahí empezó mi cambio hacia el UX design. Trabajando en Washington, D.C. empecé a interesarme por este mundo y, además, tuve la oportunidad de conocer a Maripaz; una arquitecta reconvertida a UX designer que me insufló su pasión por este mundo y me puso en contacto con la academia General Assembly (GA)  Así que en 2014 empieza mi camino: trabajaba on-call para los informativos, hacía un curso de UX Design en GA y dedicaba mis horas libres a seguir formándome y conseguir mis primeras experiencias laborales como freelance UX designer.

Imagen de un directo para los informativos de Betevé
mockup app para periodistas
FirstNews, mi proyecto final en General Assembly

Autoevaluación: ¿por qué quieres este cambio?

Primero de todo, plantéate por qué quieres este cambio. No te bases únicamente en decir porqué está de moda, porqué hay muchas ofertas de trabajo, porqué los UXs tiene un buen salario, … Piensa que vas a dedicar bastante tiempo y esfuerzo en aprender muchas cosas nuevas. Vale la pena que te tomes un tiempo en pensar por qué quieres comenzar tu carrera en UX. Tampoco te estreses más de lo necesario ya que no hay una buena o mala solución. Es más, puede que ahora te salgan unas ideas y que, a medida que vayas evolucionando y aprendiendo, modifiques estas primeras reflexiones.

Y, ¿dónde me formo?

Hay muchas academias con cursos, masters, bootcamps… UX está de moda, eso es así. Pero, seamos realistas, en todos los cursos te van a prometer un trabajo nada más acabar, los mejores conocimientos del mundo, ser los más innovadores, los más creativos y los más de todo. Bueno, quieren vender, ¿verdad?

Cuando estés valorando dónde estudiar, ten en cuenta:

  • El tiempo y el dinero que puedes dedicar.
  • Las opiniones de personas que ya lo han hecho antes (búscalos en Linkedin y contacta con ellos).
  • La modalidad del curso (online o presencial).
  • La opción a realizar prácticas en una empresa. Cada vez hay más UXers así que las oportunidades son más difíciles de encontrar y esta puede ser una manera de conseguir ese primer trabajo.
  • Y asume que ese curso solo será la base para empezar.

 No eres junior (pero sí)

Si tu caso es parecido al mío, no estás haciendo un cambio de carrera recién salida de la universidad. Llevas ya unos cuantos años trabajando y un cambio como este puede asustar: ¿me estaré equivocando? ¿echaré de menos lo que hacía antes? ¿estaré a la altura? ¿ahora tengo que volver a cobrar como si tuviera 10 años menos? ¿y si no consigo ningún trabajo? Sí, seguro que algunas de estas (o más) preguntas han pasado por tu cabeza.

  1. No eres junior: además de las skills técnicas, hay otras que son muy valiosas en cualquier trabajo (las soft skills). Y en eso, eres senior. Saber cómo reaccionar ante situaciones estresantes, hablar en público, defender una idea, …
  2. Pero eres junior: y eso es así. Este es, sin duda, uno de los puntos más difíciles de superar. Conseguir esa oportunidad, conseguir que alguien apueste por ti a pesar de no llevar 10 años en este campo. Algunos le llamarán suerte, yo prefiero llamarlo currazo.

Y ahí es donde entra en juego todo el esfuerzo para saber cómo quieres presentarte en las entrevistas, qué quieres mejorar, qué quieres destacar de ti,…

Analízate y busca la excelencia

Conseguir esa oportunidad laboral en la que ven más allá de tu perfil «senior pero junior» pasa por conocerte mejor. Yo podía tener claro si era buena o no trabajando como periodista y qué cosas tenía que mejorar, pero claro, cambié de sector y me sentía perdida. Así que tuve que empezar de nuevo a analizarme.

¿Y cómo lo hago?

  • Piensa en cuales son tus puntos fuertes. Esos son lo que tienes que enfatizar, que resaltar. Es parte importante de tu valor como candidato/a.
  • Piensa en tus puntos débiles. Cuando los tengas más o menos claros, piensa en qué parte es la que tienes que aceptar (son parte de ti) y que parte es la que quieres trabajar para mejorar.

Puede parecerte una perogrullada, pero, en serio, cómo nos posicionamos, cómo nos mostramos, qué contamos, qué destacamos, … Todo eso es lo que “vendemos” durante una entrevista. Y, sí, ante una persona que te juzga por si darás la talla como UX, esto puede marcar una diferencia. Y no olvides pensar en tus conocimientos y experiencia pasada. Si has trabajado en otras industrias y sectores, ya tienes material que puedes aportar a tu rol dentro del diseño UX.

¿Y eso de buscar la excelencia?

No, no te equivoques. No hablo de ser la mejor entre las mejores. Para mí, la excelencia se consigue haciendo aquello en lo que somos buenos y en lo que además disfrutamos. Creo que es un buen objetivo. En mi caso, buscar ese objetivo ha pasado por analizar toda mi experiencia pasada, aquellas cosas que puedo aportar al mundo UX para que todo ello sea parte de mi perfil.

Conocimientos generales vs especialización

Hace unos años, las ofertas de trabajo de este campo eran todas muy iguales: «UX Designer» o «UX/UI Designer». Vaya, lo pedían todo. Y sigue pasando en muchas empresas, pero hay otras que empiezan a profundizar un poco más: design researcher (cuantitativo y cualitativo), interaction designer, product designer,… Hay unos conocimientos generales que sin duda vas a necesitar pero una vez entras en las especializaciones, no puedes esperar tener el mismo conocimiento y expertise en todas las áreas. Así pues, piensa en cuáles te quieres especializar (una, dos, …) y, a la vez, mantener un conocimiento general. Y, por supuesto, no te dejes abrumar porqué siempre habrá más cosas para aprender en todos los ámbitos.

Por ejemplo, yo centro una parte de mis esfuerzos en:

  • Design Research
  • Content Strategy
  • Facilitación
Source: https://uxmastery.com/

Vale, todo esto está muy bien, pero ¿y cómo empiezo a trabajar?

Seguramente escucharás consejos de todo tipo: asiste a muchos meetups, realiza trabajo sin cobrar para ONGs, rediseña una web o app conocida aunque no te lo hayan pedido, escribe un blog, … Para llegar a todo vas a necesitar muchas horas libres. Claro que todo ello te puede ayudar, pero de nada sirve intentar llegar a todo por que no se puede, por que las horas no dan y por que intentarlo puede ser frustrante. Por lo tanto, menos es más. Y tenlo en cuenta cuando decidas qué cosas quieres hacer y en qué quieres dedicar todo tu esfuerzo.

  1. Hacer comunidad ayuda, eso es verdad. Por ello, una formación presencial puede ser una buena ayuda a no sentirte tan solo/a ante este escenario.
  2. ¡Ah el networking! Maldito networking. Necesario pero fastidioso. Oye, si estás en Barcelona, podemos encontrarnos en algún meetup.
  3. Trabajos gratis. Quieres ganar experiencia pero tampoco regalar tu tiempo, no te excedas en este camino.
  4. Lee libros y artículos en Medium. No haré aquí una lista de los mejores libros, ni de las personas a seguir en Medium. Estoy segura que hay mil páginas ya con esta información. Eso sí, si quieres, te recomiendo algunos.

Prepara tu currículo, tu Linkedin y tu portfolio

Puede parecer fácil, pero prepararlo todo y que transmita la historia que tu quieres contar (tu historia) requiere horas y unas cuantas modificaciones. ¡No sabes la de currículos que hice hasta llegar a uno con el que me sentía satisfecha!

Y no olvides que las entrevistas van en ambos sentidos. Una empresa te evalúa pero tú también los evalúas a ellos: cómo trabajan, qué cultura corporativa tienen, cómo es el equipo… No siempre he acertado, pero en esos trabajos también he aprendido muchas cosas.

Mis consejos:

  1. Piensa en esos puntos fuertes y tus objetivos (las empresas te evalúan pero tu también a ellas).
  2. Adapta tu experiencia hacia aquello que quieres transmitir. No se trata de mentir sobre tu pasado, se trata de explicarlo destacando aquello que te acerca a lo que quieres.
  3. Mira tu Linkedin y tu currículum para que reflejen la misma historia.
  4. Trabaja el portfolio, ese gran problema inicial. Tendrás poco contenido, eso es así, pero explícalo bien. Que se entienda el proceso, cómo has pensado y qué decisiones has tomado para llegar al resultado. No muestres la pantalla final, enseña el proceso.
  5. Y no decaigas. Habrá momentos en los que volverán a surgir esas preguntas de ¿me habré equivocado? ¿será que no estoy a la altura?… Sigue ahí, ¡a por todas!

¿Dejé alguna de tus dudas sin responder?

No lo dudes, contáctame y seguimos hablando.